¿Tienes un minuto? Agradeceremos que nos des tu opinión sobre Wikineos.

Manual:Escalada en hielo

De Wikineos, el wiki libre de las montañas

Este manual sobre escalada en hielo, aunque puede leerse por libre, es el 2º de una colección de manuales sobre nieve y hielo:

  1. Avance básico sobre nieve
  2. Escalada en hielo
  3. Protecciones sobre hielo
  4. Rescate en grietas
  5. El riesgo subjetivo


El mundo del escalador sobre hielo está compuesto por todas las formas en las que se presenta este elemento, desde los cristales diáfanos hasta el vidrio claro. En las montañas altas, las precipitaciones congeladas afectadas por la presión, el calor y el tiempo se convierten en hielo alpino, que se encuentra en los glaciares, los campos de hielo y los "couloirs" En cualquier lugar o tiempo, cuando el agua se congela se forma un hielo transparente que puede ser una fina capa sobre la roca o el desafío de una cascada congelada. Este hielo vivo se denomina en español con la expresión francesa "verglas". El "verglas" es generalmente más duro y más quebradizo que el hielo alpino, pero en las grandes altitudes y a bajas temperaturas, el hielo alpino y el hielo vivo pueden ser indistinguibles.

En la montaña la roca aparece en diversas formas, pero es relativamente estable. El problema de una grieta o de un bloque seguirá estando allí al año siguiente; pero en cambio la ruta de hielo encontrada por la mañana puede haberse convertido en roca húmeda al caer la tarde. El escalador sobre hielo no necesita tan sólo un conocimiento de las técnicas básicas de escalada, sino que debe adquirir experiencia en preveer las condiciones siempre cambiantes.

Según la verticalidad de la pendiente se utilizan diferentes técnicas de escalada sobre hielo. Se puede andar con facilidad sobre el hielo plano, especialmente si en el hielo hay rocas empotradas, como sobre un glaciar pelado. Cuando la pendiente es más fuerte se puede utilizar un piolet para tallar peldaños. Esto resulta cansado en los tramos largos y entonces se pasa a la técnica de avance con crampones. La técnica francesa de pies paralelos a la pendiente se adapta admirablemente para andar sobre el hielo relativamente inclinado, hasta cierto límite, porque en las pendientes más empinadas, la técnica alemana de puntas delanteras resulta más apropiada. La seguridad en el hielo se basa tanto en un manejo hábil de los pies como en el uso de los instrumentos de mano y de los tornillos de hielo, y asimismo en la forma física, la habilidad y el juicio.

El vocabulario de los grados de pendiente no es muy exacto. Sin embargo, la siguiente tabla dará una idea de los términos utilizados en este capítulo:

  • SUAVE: Hasta 30 grados
  • EXTREMADAMENTE FUERTE: 60 grados y más
  • MODERADO: de 30 a 45 grados
  • VERTICAL: de 80 a 90 grados
  • FUERTE: de 45 a 60 grados
  • EXTRAPLOMADO: + de 90 grados

Indumentaria y material[editar | editar código]

El hielo, en su estado natural, se encuentra por lo general en condiciones duras. Puede que el termómetro esté muy bajo, que el viento brame y puede que el medio de escalada se presente por debajo del punto de congelación. Así pues, antes de ponerse los crampones y coger otros utensilios para el hielo, el escalador debe equiparse adecuadamente.

Al igual que las demás prendas para escalada normal, la indumentaria para escalar sobre hielo debe ser una combinación de comodidad y función; las prendas deben ser lo bastante sueltas para dar la libertad de movimiento necesaria, pero las piernas de los pantalones y las polainas deben ajustar bien, para que no se enganchen a ellas la punta de un crampón. Toda prenda que se cae en el hielo suele perderse; los lazos de muñeca en los mitones y guantes son particularmente importantes. Las polainas altas desde el pie hasta la rodilla y las botas ajustadas ayudarán a mantener los pies secos y calientes.

El tallar peldaños con fuerza o la colocación del material saca el hielo de su sitio, causando líneas de fractura. El hielo suele romperse de modo dramático y por ello, muchas áreas de escalada en hielo dejan caer trozos grandes y afilados en las proximidades de los escaladores. Tanto los cascos como los guantes son altamente recomendados: incluso un trozo muy pequeño de hielo puede dañar fácilmente un ojo. Existe una gran variedad de crampones, pero encontrar un par para todo para la escalda en hielo es relativamente fácil. Deben tener unas puntas de longitud media y también tener puntas delanteras. Los crampones articulados y regulables son extremadamente versátiles. Se adaptan a la mayoría de las botas de escalar y son menos caros que los crampones rígidos, aunque vibran un poco más que los crampones rígidos cuando se empotran en el hielo duro de agua.

Los especialistas de las cascadas heladas prefieren los camprones rígidos, así como la bota de caña rígida que evita sobretensar la fijación del crampón a la bota.

Los crampones deben estar afilados: cuando más duro sea el hielo, más afilado debe estar el crampón. Las puntas deben ser controladas en casa antes de cada escalada para afilarlas si están embotadas.

Recorrido sobre el hielo[editar | editar código]

Andar sobre el hielo[editar | editar código]

La escalada sobre hielo es escalada en equilibrio, moviendose de una posición de equilibrio hacia la siguiente (el peso del cuerpo debe estar sobre los pies, el pie interior por encima y en frente del pie exterior). En la técnica de autoaseguramiento se mueve el piolet tan sólo cuando el cuerpo y los pies están en equilibrio y los pies se mueven tan sólo cuando el piolet está en posición de poder soportar un posible resbalón. La excepción de esta regla se aplica cuando se escala hielo extremadamente vertical o saliente: el cuerpo no puede estar nunca en equilibrio sin el soporte de material de mano.

Sin material de mano, la escalada sobre hielo es similar a la excalada sobre roca, utilizando empotramientos de puños, presas de dedos, movimientos suaves y otras técnicas de escalada sobre roca. Con el piolet o el martillo-piolet se pueden tallar presas de mano y peldaños para ayudar a progresar.

El tallado de peldaños en el hielo[editar | editar código]

El primer método para ascender sobre hielo muy empinado sera simplemente cortar peldaños en el hielo y subir sobre ellos. El desarrollo de los crampones ha reducido la necesidad de cortar peldaños, aunque no la ha eliminado. Cualquier grupo que no disponga de crampones puede encontrarse inesperadamente con un tramo de hielo o el tramo puede ser corto y el tiempo para ponerse y quitarse los crampones puede causar un considerable retraso. Puede que uno de los miembros del grupo tenga un crampón roto y que aÚn haya mucho hielo antes de llegar a casa o puede que el grupo se encuentre en medio de hielo difícil y con un escalador inexperimentado o herido. Incluso si se llevan crampones, un cortado pequeño en el hielo puede proporcionar un avance mucho más seguro.

Sea cual sea el tipo de peldaños que se utiliza, el principio básico es mover el piolet sólo cuando se encuentra en posición de equilibrio. El escalador talla los peldaños mientras está en equilibrio, a continuación coloca el piolet para tener más seguridad mientras avanza. Muy a menudo, el orden será: cortar y moverse, dos peldaños de una vez.

Existen 2 tipos básicos de peldaños, los peldaños zigzag en diagonal y los peldaños directos.

029 l.jpg

Tallado de peldaños en ascenso: Izda., peldaños diagonales - Drcha., peldaños en escalera directos

En las pendientes suaves y moderadas se utilizan los peldaños en diagonal: una única línea de peldaños para las pendientes suaves y una línea doble en las pendientes moderadas, donde ya se necesita más equilibrio. En las pendientes más duras, los peldaños directos se tallan en escalera derecho hacia arriba.

Cuando talla peldaños diagonales en hielo relativamente blando, como el hielo de "sérac" de verano, el escalador se halla en posición de equilibrio con el piolet en su mano exterior y lo mueve desde el hombro, cortando con la pala y dejando que el peso del piolet haga el trabajo. (En el hielo más duro, se necesitan músculos y puede ser necesario utilizar las 2 manos). Para cortar el hielo de los peldaños, se utilizan movimientos sucesivos. Se empieza por el lado del talón del peldaño nuevo y tallando en dirección de la punta de los pies. La pala limpia de pedazos de hielo todo el peldaño y el pico lo termina. Sobre el hielo duro, que se fractura con facilidad, se utiliza el pico horizontalmente para determinar la línea de fondo, de modo que el tallado vertical no destruya la presa de pie que tanto ha costado conseguir. Un tirón del piolet hacia afuera, justo cuando el pico penetra en el hielo, hará que el pico desmenuce el hielo de golpe en vez de adentrarse en él. El peldaño debe inclinarse un poco hacia dentro, para evitar que el pie se aplome hacia fuera. En las pendientes suaves, puede ser suficiente con que aguante una pequeña parte de la bota. En las pendientes más fuertes, el peldaño debe ser capaz de proporcionar espacio para toda la bota.

Si cambia la dirección, talle una presa lo bastante grande para ambos pies, a fin de crear una posición segura para el cambio de manos en el piolet. En los tramos más fuertes, se pueden cortar pequeñas presas de mano, para proporcionar un mejor equilibrio mientras se tallan los peldaños. El que talle los peldaños debe tener en cuenta las diferentes longitudes de piernas del grupo. Un escalador puede ser capaz de mantener el equilibrio al alcanzar 1'50 m, pero las piernas de otro pueden ser un poco más cortas. Los peldaños deben estar espaciados de acuerdo a esto.

Los peldaños directos, para una subida directa en pendiente de hielo fuerte, se colocan a una distancia de la anchura de los hombros, que sea fácil de recorrer del uno al otro. Puesto que cada orificio hace las veces de presa de mano y presa de pie, estos deben ser lo bastante grandes para aguantar la mitad delantera de las botas y tener un pequeño labio que hace las veces de presa de mano. Una vez cortado el peldaño, se puede formar fácilmente un labio dando golpecitos con la pala.

El modo más fácil de descender por el hielo en peldaños es mediante peldaños de escalera (Figura) que pueden tallarse de uno en uno o de dos en dos exactamente del mismo modo que un peldaño individual en diagonal.

030 l.jpg

Tallado de peldaños en descenso, peldaños en escalera directos

Para tallar 2 peldaños a la vez, el escalador empieza en la posición de equilibrio: los dos peldaños nuevos serán también peldaños de posición de equilibrio, cortados justo por debajo de los ya existentes. Cuando los 2 peldaños estén listos, el escalador baja con el pie exterior - el más bajo - y a continuación con el interior - el más alto -. Para cortar un peldaño a la vez, el escalador empieza en posición de equilibrio. El primer peldaño se talla para el pie exterior (el más bajo). Se baja el pie hasta él. El siguiente se talla para el pie interior (el más alto), que se baja hasta meterlo en el peldaño. Los peldaños forman así una escalera vertical que baja por la pendiente de hielo. El cansancio causado por el tallado de peldaños, hace que el equilibrio sea más difícil, así como el movimiento que se requiere para tallarlos. En este caso se necesita una cinta muñequera de seguridad en el piolet, no sólo para apoyar a la mano que hace el trabajo, sino también para evitar que el piolet se pierda si llega a soltarse.

Como en la mayoría de las técnicas de escalada, resulta esencial adquirir práctica en el tallado de peldaños antes de que la necesidad lo requiera. Esta práctica no será nunca un desperdicio, tanto si estaba planeada una escalada o si la cordada se encuentra de improviso con pendientes de hielo sin poder disponer de crampones.

Técnica con los crampones[editar | editar código]

La técnica moderna con crampones ha evolucionado a partir de dos técnicas complementarias, la técnica de los pies paralelos a la pendiente, o técnica francesa, y la técnica de las puntas delanteras, o técnica alemana. Estas 2 técnicas, utilizadas complementariamente y cada una en su momento permiten al escalador moverse con eficacia y con un mínimo de cansancio, sobre las variaciones de un terreno helado. Por lo general, la técnica de los pies paralelos a la pendiente se utiliza en pendientes de bajo ángulo y allí donde resulta más fácil penetrar la punta; la técnica de las puntas delanteras es más común en pendientes de más de 45 grados y sobre el hielo muy duro. El elemento más importante en cualquiera de las técnicas es el uso confiado de los crampones. La práctica sobre pendientes suaves y moderadas ayudará a desarrollar la habilidad, la confianza en sí mismo y la aproximación dinámica que se necesita en las pendientes más duras.

El escalador hábil sobre hielo, utilizando cualquiera de las 2 técnicas, expone el mismo movimiento premeditado que un escalador sobre roca que atraviesa un tramo difícil. Las puntas de los crampones deben colocarse con cuidado y aplomo sobre el hielo, el peso se traspasa de un pie a otro con suavidad y decisión. Un elemento esencial para conseguir habilidad en el manejo de los crampones es la audacia; la exposición debe ser cuidada y toda la concentración debe aplicarse a la escalada.

Audacia no significa envalentonamiento ciego. No es una combinación de la confianza ingenua del principiante en el material unida al descubrimiento de que, mientras se efectúa una escalada difícil, las técnicas sobre las que le han hablado parecen funcionar bastante bien, por ahora. La audacia es seguridad en sí misma y habilidad - nacidas del tiempo y el entusiasmo - nutridas por las repetidas sesiones prácticas y maduradas a través de los avances cada vez más largos y difíciles. LA TÉCNICA FRANCESA - (Pies paralelos a la pendiente)

Una vez aprendida, la técnica francesa es el método más fácil y eficaz de moverse por hielo y nieve dura. Se necesita tan sólo el material básico: los crampones y el piolet. Puesto que los escaladores franceses desarrollaron y perfeccionaron esta técnica, se acepta bastante su terminología. El siguiente cuadro explica las diferentes posiciones del cuerpo y del piolet con estimaciones arbitrarias de la pendiente, aunque las combinaciones de la técnica con la inclinación variarán según la habilidad y la experiencia del escalador.

Posición de los pies Posición piolet Pendientes

Marcha Piolet - bastón Suave 0 - 15 grados Paso de pato Piolet - bastón Suave 15 - 30 grados Planta paralela a la pendiente Piolet - bastón Moderada 30 - 40 grados Planta a la pendiente Piolet - remasse Moderada 35 - 50 grados Planta paralela a la pendiente Piolet - bastón Fuerte 45 - 65 grados

Una buena técnica francesa depende no sólo del equilibrio y el ritmo del escalador, sino también de la habilidad en el manejo del material. La colocación correcta del piolet debe ser aprendida; sólo la práctica proporcionará al escalador sobre hielo el conocimiento y confianza de que un emplazamiento aguantará. Para colocar el piolet, debe estudiarse el hielo. Una depresión fina por encima y un poco a los lados es una buena posibilidad. El hielo es más compacto en las depresiones que en las protuberancias y aguantará el pico del piolet con más seguridad. El piolet se oscila con naturalida.d, desde el hombro. El pico saca el hielo de su sitio cuando penetra en él haciendo que las líneas de fractura se extiendan hacia fuera a través del hielo. Si el pico se colocase en una protuberancia de hielo, las fracturas harían que la protuberancia se rompiera o partiera en bloque. El hielo opaco tiene más aire comprimido que el hielo claro, es más blando y menos quebradizo y, por lo general, aguanta bien un emplazamiento. Si el escalador actúa acertadamente, el primer golpe tendrá como resultado un sonido sólido y satisfactorio: el sonido y el conocimiento que proporciona un piolet bien colocado. Sólo a través de la practica en muchas escaladas con una amplia variedad de hielos, se logrará aprender las sutilezas del hielo y la colocación acertada del piolet.

ASCENSO[editar | editar código]

El caminar sobre las pendientes suaves con crampones requiere sólo un poco más de cuidado que caminar en cualquier otro lugar. Los pies se mantienen algo más separados que de costumbre, para evitar enganchar la punta de un crampón en la ropa o en la correa del otro crampón. Las 10 puntas debajo del pie se empotran firmemente y todas a la vez en el hielo. El piolet se utiliza como bastón, con el pico hacia delante y la palma apoyada en la parte superior de la pala (piolet - bastón). Cuando la pendiente empieza a ser algo más fuerte, resulta difícil apuntar con la punta de los pies directamente hacia arriba y se giran hacia fuera, como lo hace un pato (paso de pato) (Fig. Izda..) El piolet sigue utilizándose como un bastón. Cuando el ángulo en aumento de la pendiente cansa demasiado el tobillo, resulta necesario girarse hacia un lado de la pendiente y ascender en diagonal (Fig. Drcha.), lo cual permite un paso más relajado y confortable.

031 l.jpg

Ascenso en paso pato - Técnica de pies paralelos a la pendiente. Ascenso diagonal, posición de piolet

Por regla general, cuanto más fuerte sea la pendiente, más bajo debe ser el ángulo de la línea diagonal que se traza. El piolet se mantiene siempre en la mano superior en la posición de bastón (piolet - bastón). Aunque el ascenso es en diagonal, los pies siguen manteniéndose planos y paralelos a la pendiente, empotrando las 10 puntas de los crampones en el hielo; intentar inclinar los crampones los haría salir del hielo. Empiece con los pies apuntando en la dirección que se sigue. Cuando la pendiente se vuelve más profunda, los pies deben girar hacia abajo, para mantenerlos planos sobre el hielo.

El ascenso se ejecuta en una sucesión de dos pasos, desde una posición de equilibrio, fuera de equilibrio y a continuación de nuevo en la posición de equilibrio. Desde la posición en equilibrio, se lleva el pie inferior (exterior) en frente de y por encima del pie superior (interior) en la posición de fuera de equilibrio. La pierna inferior adelanta la rodilla de la pierna superior, puesto que este adelantamiento se hace desde el tobillo; la estabilidad se ve comprometida y el siguiente paso será difícil de hacer. Para volver a la posición de equilibrio, el pie que ahora ha quedado inferior (el interior) se sube por detrás y se coloca por delante del pie exterior. El peso del cuerpo debe aplicarse sobre los crampones sobre todas sus puntas y no debe reclinarse en la pendiente, puesto que esto podría sacar las puntas de los crampones del hielo.

Las irregularidades naturales y los lugares de ángulo menor en la pendiente deben buscarse y saber aprovecharlas para disminuir la tensión en los tobillos y para facilitar la progresión hacia arriba.

El piolet se mantiene en la mano superior, siempre en el lado de la montaña.

Cuando el escalador está en posición de equilibrio, el piolet debe estar cerca de la cadera, luego debe colocarse enfrente, más o menos a la longitud de los brazos, y lo bastante lejos hacia delante y hacia arriba, para que no sea necesario moverlo hasta la siguiente posición en equilibrio.

Si se sigue una línea de progresión en diagonal puede, llegado un cierto punto, ser necesario cambiar de dirección. Desde la posición en equilibrio, se coloca el piolet todo lo justo por encima que lo permita la postura. El pie inferior (exterior) se mueve en la posición fuera de equilibrio, a más o menos la misma altura que el otro pie y apuntando un poco hacia arriba. La mano inferior se coloca sobre la cabeza del piolet. El piolet se agarra con ambas manos, dando más seguridad al giro. Cuando el cuerpo gira hacia la pendiente, el pie interior se mueve para apuntar hacia la nueva dirección y un poco hacia arriba. El escalador está ahora de cara a la pendiente, aguantando el piolet con ambas manos y con los pies extendidos hacia fuera (Fig. 28). Para completar el regreso en la posición de equilibrio, se lleva el pie que apunta hacia la dirección anterior hacia arriba yen frente del otro pie. La mano inferior suelta el piolet. El escalador se encuentra ahora en equilibrio, de cara a la nueva dirección y aguanta el piolet con la mano superior.

032 l.jpg

Cambio de dirección. Pies paralelos a la pendiente, ascenso diagonal, posición del piolet en "remasse"

Si la pendiente cambia de suave a moderada, el uso del piolet en la posición de bastón empieza a ser más difícil y se consigue más seguridad aguantando el piolet en la posición de cuerpo cruzado (piolet remasse). La mano inferior agarra el mango del piolet justo por encima del regatón; la mano exterior agarra la cabeza con el pico apuntando hacia adelante (posición de autoaseguramiento). El regatón se empotra en la pendiente a la altura de la cintura, manteniendo el mango perpendicular a la pendiente y aproximadamente horizontal, a través de la cintura del escalador. La mayor parte del peso que se aplica.

033 l.jpg

Técnico de pies paralelos a la pendiente. Ascenso diagonal, posición de piolet en "remasse"

sobre el piolet debe estar en la mano que se halla sobre el mango. La mano sobre la cabeza estabiliza el piolet y sirve para acordarse de no reclinarse en la pendiente. Los pies se mantienen planos y se mueven en la sucesión de dos pasos fuera de equilibrio y en equilibrio; en cada posición de equilibrio se vuelve a plantar el piolet. Cuando se utiliza esta técnica es necesario tener un piolet de tamaño normal, para conseguir que el cuerpo no se recline en la pendiente; con piolets cortos cuesta más, e incluso los escaladores sobre hielo experimentados tienen dificultades para ejecutar correctamente esta técnica francesa con piolet cortos.

Cuando el ángulo del hielo es más acusado y resulta conveniente tener más seguridad de la que proporciona la técnica del piolet - remasse, se planta el piolet en posición ancla (Fig. 30): con la mano exterior justo por encima de la punta, se oscila el piolet de modo que el pico se ancle en el hielo en frente de y por encima de la cabeza del escalador, con el mango paralelo a la pendiente.

034 l.jpg

Pies paralelos a la pendiente. Piolet en posición de ancla

Se alza la mano interior y se alcanza la cabeza del piolet en la posición de autodetención. Tirando hacia abajo del piolet anclado, el escalador avanza hacia una nueva posición de equilibrio. Se debe ejercer todo el tiempo un tirón suave y constante con el mango, para fijar los dientes y mantener el piolet dentro del hielo. Para recuperar el piolet, se tira del mango en dirección del hielo y se alza el pico fuera de él. Para mantener los pies planos en estos ángulos, el cuerpo debe alejarse más de la pendiente, flexionando las rodillas y los tobillos.

Si es posible, deben moverse los pies cruzándose en la sucesión de dos pasos de fuera de equilibrio y en equilibrio. Sin embargo, en ángulos más fuertes, se arrastran los pies. El piolet debe retirarse y plantarse desde la posición en equilibrio, manteniendo el pie que se encuentra de su lado algo más alto que el otro pie, permitiendo que la parte superior del cuerpo gire y efectúe un movimiento suave y fuerte. ¡Mantenga siempre las plantas paralelas a la pendiente !.

Cuando se utiliza la técnica de los pies paralelos a la pendiente con piolet - ancla, se puede cambiar de dirección del mismo modo que con la técnica piolet - bastón o pasando el piolet a la otra mano y colocándolo en el otro lado. La técnica francesa exige mucho de los músculos de las 2 piernas y del equilibrio. Para descansar los músculos o para adquirir una posición más segura cuando se replanta el piolet, se puede utilizar una posición muy cómoda para descanso. Desde la posición en equilibrio, el pie exterior (inferior) se sube hasta debajo del trasero, con la punta de los pies apuntando hacia abajo. Al sentarse sobre este pie no es sólo un buen equilibrio sino también una posición muy confortable.

035 l.jpg

Pies paralelos a la pendiente. Descanso sobre el talón

Las técnicas de pies paralelos con piolet - bastón o piolet - remasse pueden ser suficientes para la mayoría de las rutas alpinas, que, sea cual sea su reputación, raras veces superan los 40 ó 50 grados. La técnica de piolet - ancla, que suele utilizarse para los tramos cortos y más fuertes, marca el límete superior de la técnica francesa.

DESCENSO[editar | editar código]

Las pendientes de hielo suaves se descienden mirando directamente hacia abajo y doblando un poco las rodillas. Se deben hincar firmemente las 10 puntas de los crampones en el hielo. El piolet se utiliza en la posición piolet - bastón. Si el ángulo es muy fuerte, se extienden los pies del mismo modo que un pato. Se doblan aún más las rodillas y se mantienen separadas con el peso del cuerpo sobre los pies, de modo que las puntas de los crampones se agarren con seguridad en el hielo (Fig. izda.). Los músculos del muslo harán casi todo el trabajo, algo que un escalador que no esté en forma descubrirá de inmediato y muy a pesar suyo. Para adquirir una mayor seguridad, se planta el piolet perpendicular a la pendiente (piolet remasse - Fig. dcha.)

036 l.jpg

Pies paralelos a la pendiente y descanso en paso de pato. Izda. piolet en posición de bastón. Drcha. piolet en posición de "remasse"

Cuando se desciende por hielo algo más derecho se hará con paso de pato y el cuerpo más cerca del hielo. El piolet, utilizado en posición piolet - apoyo, se mantiene a mitad del mango y se coloca junto al escalador con el pico y el regatón descansando sobre el hielo.

037 l.jpg

Pies paralelos a la pendiente y descanso en paso de pato. Piolet en posición de apoyo

Si la pendiente es más derecha y se necesita un apoyo seguro, se utiliza el piolet en la posición piolet rampe o barandilla. Se oscila y planta el piolet lo más lejos que se pueda por debajo del escalador. Al descender con los crampones, el escalador desliza su mano por el mango hacia la cabeza del piolet. Para mantener el pico en el hielo, se aplica una leve fuerza hacia fuera. Cuando la cabeza del piolet esté detrás del escalador, éste empuja el mango hacia el hielo, para soltar el pico y vuelve a plantar el piolet.

038 l.jpg

Pies paralelos a la pendiente. Descanso con piolet en posición de rampe o barandilla.

Cuando el hielo es demasiado vertical para descender de espaldas a la pendiente, el escalador se coloca de lado y desciende en diagonal. El movimiento de las piernas cambia del paso de pato a la técnica de pies paralelos a la pendiente que ya se utilizó para ascender en diagonal. El piolet se utiliza en la posición de ancla: con el brazo exterior, el escalador oscila el piolet hacia el frente y planta el pico en el hielo, a continuación, desciende en diagonal con los pies planos por debajo del piolet. El mango gira cuando el escalador pasa delante de él.

039 l.jpg

Descanso, piolet en posición de ancla

Muchos escaladores, en su primer encuentro con las técnicas de crampones de pies paralelos a la pendiente, encuentran que estas técnicas son difíciles e innecesariamente complicadas, sobre todo en pendientes muy fuertes. Sin embargo, una vez que las dominan, estas técnicas proporcionan una gran seguridad, pues consiguen alcanzar, de modo admirable, el objetivo de mantener al escalador en equilibrio sobre sus pies, con una penetración máxima de las 10 puntas verticales de los crampones. Sólo los escaladores que, aparentemente, están equipados por la naturaleza con tobillos con cojinetes, no tienen dificultad alguna en mantener sus pies paralelos a la pendiente; para el resto, éste es un problema considerable y algunos llegan a considerar necesario adaptar técnicas que se ajusten a sus propias capacidades físicas. Por lo general, si la flexibilidad del tobillo llega a su límite, se puede facilitar el esfuerzo señalando con las puntas de los pies hacia abajo, de modo que la flexión necesaria para mantener los pies planos se consiga a través de una flexión, hacia delante de los tobillos y las rodillas; las rodillas se doblan alejándose de la pendiente y se mantienen separadas. Las botas que son flexibles en el tobillo son una ayuda. Durante los tramos largos en los que se utilizan los crampones mordiendo todas sus puntas, se conseguirá flexionar más el tobillo desatando la parte superior de la bota.

LA TÉCNICA ALEMANA - Puntas delanteras-[editar | editar código]

La técnica de puntas delanteras, desarrollada por los alemanes y austríacos para escalar la nieve y el hielo más duros de los Alpes orientales, puede hacer progresar a un escalador inexperimentado sobre las pendientes de hielo más escarpadas y difíciles. Utilizando esta técnica, incluso los escaladores medios, pueden sobrepasar tramos que, con la técnica francesa, hubiesen requerido una gran habilidad o hubiesen sido simplemente imposibles de superar.

La técnica de puntas delanteras, en contraste con la de pies paralelos a la pendiente, es directa y no resulta complicada. Se parece al tallado de peldaños en directo por una pendiente de nieve. En vez de empujar la bota dentro de la nieve, el escalador asciende empujando las puntas delanteras dentro de la nieve y avanzando directamente por encima de ellas.

Al igual que la técnica francesa, una buena técnica de puntas delanteras es una escalada rítmica y equilibrada, con el peso del cuerpo sobre los crampones. La eficacia del movimiento es esencial, tanto si se colocan las puntas delanteras, como si se avanza en cualquier dirección sobre el hielo. No hay que desperdiciar energía golpeando varias veces a cada paso. Más arriba hará falta esta energía y hay que reservarla.

La técnica de los crampones[editar | editar código]

Salvo en el hielo extremadamente duro, un golpe enérgico será suficiente para que las puntas afiladas se empotren en el hielo. Los golpes rigurosos o repetidos desperdician una valiosa energía y pueden romper el hielo, dificultando un emplazamiento seguro. Una vez hincadas las puntas, debe evitarse mover el pie, pues un movimiento puede sacarlas del hielo.

La técnica de las puntas delanteras no utiliza tan sólo las 2 puntas delanteras de cada crampón, sino también las 2 puntas verticales que se hallan justo detrás de éstas. Si se colocan apropiadamente, estas 4 puntas proporcionarán una plataforma de apoyo. El mejor emplazamiento se consigue cuando el pie está recto dentro de la pendiente.

040 l.jpg

Uso de puntas delanteras

Los pies extendidos tienen tendencia a sacar las puntas delanteras exteriores del hielo. El nivelar los talones, empuja la primera serie de puntas verticales dentro del hielo, mientras que el levantarlos quita estas puntas verticales estabilizantes, tiende a sacar las puntas delanteras del hielo y flexiona los músculos en las pantorrillas, lo cual cansa con facilidad.

Los talones parecen estar más bajos de lo que en realidad están; si el escalador piensa talones abajo, los pies estarán probablemente en la posición horizontal correcta. Esto es especialmente importante cuando se pasa de una pendiente de hielo fuerte a una más suave, donde se tiene una tendencia natural a levantar los talones, a relajar la concentración y a apresurarse; estas tendencias deben evitarse para que las puntas no se escapen del hielo

Las botas de suela dura, con caña facilitan el avance por puntas delanteras. Las botas con sólo cuartos de caña pueden utilizarse, pero requieren un esfuerzo muscular mayor. Llevar botas de suela blanda mientras se avanza con la técnica de puntas delanteras esfuerza excesivamente los crampones y los músculos de las pantorrillas, los pies y las piernas, que deben esforzarse más en colocar y mantener a los crampones en un emplazamiento seguro

041 l.jpg

Botas de suelo blandas - MAL

La mayoría de la gente aprende rápidamente la técnica de las puntas delanteras, pues resulta natural y segura, lo cual no ocurre con la técnica de suelas paralelas a la pendiente, que requiere una práctica considerable para perfeccionarla. Desafortunadamente, esto hace que los escaladores utilicen con exceso la técnica de puntas delanteras en pendientes moderadas, donde la técnica francesa resulta igualmente segura y más eficaz. La técnica francesa es valiosa en las rutas alpinas largas; gran parte del esfuerzo recae sobre los músculos de los muslos, que, por lo general, son más resistentes que los de las pantorrilla. Una vez que se domina, la técnica de los pies paralelos a la pendiente cansa mucho menos que las puntas delanteras en una escalada larga, e incluso los escaladores que prefieren la técnica de puntas delanteras, se beneficiarían al alternar las dos técnicas para dar un descanso a los muslos de la pantorrilla.

La técnica llamada la "posición del tercer pie" utiliza en realidad un avance con la técnica de puntas delanteras con un pie y con la suela paralela con el otro pie: el escalador busca lugares irregulares más planos, rincones y grietas en el hielo y los aprovecha colocando el pie plano en uno de estos lugares para descansar los músculos de la pantorrilla de esa pierna. El piolet se utiliza en cualquier técnica apropiada para la pendiente y sus condiciones. La posición del tercer pie es una técnica rápida y potente que se utiliza en una línea directa de ascenso, permitiendo al escalador distribuir el esfuerzo de la escalada sobre más grupos de músculos, al alternar las técnicas con cada pierna. La práctica de combinar las técnicas de pies planos y puntas delanteras, ya sea alternando las piernas o cambiando de técnica por un período determinado de tiempo, se denomina técnica americana.

042 l.jpg

Posición "del tercer pie"

Ciertas condiciones de la superficie en pendientes muy acusadas, donde tanto la técnica de suelas paralelas, como las de puntas delanteras serían apropiadas, hacen que una sea preferible a la otra. En la nieve helada, en la nieve con una costra de hielo, o en el hielo blando y podrido, la técnica de suelas lanas es más segura, puesto que empotra más puntas en la montaña. Cuando hay nieve blanda sobre el hielo o nieve dura, la técnica de puntas delanteras o la posición tercer pie permite al escalador presionar a través de la capa de la superficie para conseguir que las puntas penetren dentro de la capa inferior más firme. La técnica de puntas delanteras se puede utilizar en hielo duro con todos los grados de inclinación, salvo los más suaves. Cuando la altitud, la fatiga, el viento o el temor hacen imposible o poco prudente el utilizar las suelas a plano, el escalador recurre a la técnica de puntas delanteras o la técnica del tercer pie.

Técnica del piolet[editar | editar código]

A menos de que se disponga de orificios en el hielo o de columnas de hielo sólidas como presas de mano, como es el caso de las cascadas heladas, las pendientes fuertes son más fáciles de recorrer con la técnica de puntas delanteras si se dispone de un piolet. La siguiente tabla muestra los emplazamientos de pie y de poilet para las puntas delanteras e incluye estimaciones arbitrarias de la pendiente para la cual son apropiados.

Posición pie / Posición piolet / Pendiente

Puntas delanteras / Puñal bajo / FUERTE de 45 a 55 grados

o / Puñal alto / FUERTE de 50 a 60 grados

Posición de las 3 / Ancla / FUERTE de 45 a 60 grados

(pied a troisieme)/ Tracción / EXTREMADAMENTE FUERTE 60° + vertical, extra plomado

A menudo resulta necesario superar un tramo corto relativamente fuerte, que puede superarse mejor con unos pocos movimientos rápidos de puntas delanteras. La técnica más simple de piolet para esta situación es la posición puñal bajo: el piolet se aguanta por la pala en la posición de autoaseguramiento, el pico se introduce en el hielo a la altura de la cintura, para ayudar a mantener el equilibrio. La posición de puñal tiene tendencia a alejar al escalador de la pendiente y no por encima de sus pies, lo cual es la posición correcta de puntas delanteras

043 l.jpg

Izda.: Técnica de puntas delanteras con piolet en posición puñal bajo - Drcha.: Técnica de puntas delanteras con piolet en posiciónpuñal alto

Cuando el escalador se ve de cara al hielo más duro o muy vertical, abandona la posición de puñal alto para adoptar la posición de piolet - ancla, que se utiliza cuando se avanza con la técnica de plantas paralelas a la pendiente. Mientras se mantiene sobre las puntas delanteras, el escalador oscila el pico todo lo alto posible. Cuando avanza con las puntas delanteras, agarra el mango cada vez más alto hasta mantener la pala en la posición de ancla y sigue subiendo hasta que toda la cabeza del piolet esté a la altura de la cintura y la pala se mantenga en la posición de puñal bajo.

044 l.jpg

Técnica de puntas delanteras; posición ancla

Llegado a este punto, vuelve a clavar el piolet. La posición de piolet que normalmente se asocia con los tramos más fuertes y con el hielo duro se denomina piolet - tracción: el piolet se aguanta cerca del anillo y se coloca alto. La pendiente se asciende tirando hacia abajo del piolet y avanzando clavando las puntas delanteras. Sobre el hielo muy duro o en tramos extremadamente verticales, puede resultar difícil balancearse sobre las puntas delanteras mientras se vuelve a clavar el piolet, y entonces resulta necesario utilizar un segundo utensilio de hielo, de modo que siempre existan 3 puntos de apoyo como en escalada en roca. Sobre hielo, si uno de los puntos de apoyo falla, los otros 2 deben ser suficientes para aguantar al escalador hasta que éste pueda volver a colocar el tercer punto de apoyo. Las piernas cargan con gran parte del peso, pero los brazos deben ayudar.

045 l.jpg

Técnica de puntas delanteras; posición ancla

En la mayoría de las técnicas de piolet, se utiliza tan sólo una mano; así pues, el escalador puede utilizar 2 piolet, uno en cada mano. Sin embargo, la posición piolet - ancla requiere 2 manos para un solo piolet. Si se utilizan 2 instrumentos, se puede utilizar la misma técnica para ambas manos, como el puñal bajo (Fig. 43) o diferentes posiciones para cada mano. En el hielo de "séracs", la posición piolet - puñal y piolet - tracción son una buena combinación.

046 l.jpg

Técnica de puntas delanteras; puñal bajo con 2 piolets - Técnica de puntas delanteras: el piolet izdo. tracción. piolet drcho. puñal alto

La técnica doble de piolet más frecuentemente utilizada es la piolet - tracción, en la cual el escalador tira de los 2 instrumentos. Los pies están separados uno del otro en la extensión de los hombros y están al mismo nivel, una posición estable que además añade comodidad a la escalada. El escalador clava la primera herramienta, a continuación la segunda y avanza sobre las puntas delanteras hasta una nueva posición de nivel. Al repetir el ciclo, la concentración debe centrarse en los emplazamientos los 2 piolets y de las puntas delanteras. Al igual que en la escalada sobre roca, el ritmo es tan importante como el equilibrio.

047 l.jpg

Técnica de puntas delanteras; tracción con 2 piolet

Para las técnicas de piolets dobles se han desarrollado varios instrumentos de mano. Son piolets altamente modificados, más cortos que los piolets normales y que de hecho permiten al escalador clavar el pico con una mayor exactitud. Según el modelo, cada tipo se coloca mejor con una técnica específica.

048 l.jpg

Varios tipos de piolets

El piolet "dáctil" de pico curvo de 55 cm requiere una oscilación natural, mientras que otro de ángulo agudo necesita un golpecito afilado hacia abajo después de una oscilación pequeña. [1 "dáctil" de nariz tubular funciona mejor con una oscilación corta y arqueada. El propósito de cualquiera de estos piolets cortos especiales para hielo duro o de cascadas, es conseguir una precisión y un emplazamiento sólido al primer golpe. Evitar una o dos oscilaciones al principio de una escalada significa que se dispondrá de más energía al final de un tramo cansado.

Sobre el hielo vertical, las cintas de muñeca en los piolets son necesarias para ahorrar energía (Fig. 47). El lazo debe ser lo bastante largo para ajustar fácilmente la mano a través de él y debe ayudar a mantener la mano en posición sobre el piolet (durante la escalada sobre hielo o el tallado de peldaños esta posición se encuentra justo por encima del anillo).

049 l.jpg

Varios tipos de piolets

El lazo debe ser atado o aguantado cerca del mango justo por encima de la posición correcta de la mano. Esto mantendrá la mano y el mango juntos, tanto si los dedos están alrededor del mango como si no.

Utilizando adecuadamente la cinta de muñeca resulta posible colgarse del piolet sin cansar demasiado el antebrazo. El brazo está recto, la mano y el brazo relajados y el peso del cuerpo reposa sobre el esqueleto. Para que la mano no resbale en el mango éste debe ser recubierto de una cinta o tela adhesiva, o como las de las raquetas de tenis, obteniendo un agarre más seguro y ahorrando energía. Sin embargo, esta cinta no se recomienda en los piolets de tamaño normal, puesto que impiden una penetración apropiada del mango durante el autoaseguramiento en la nieve.

HIELO VERTICAL Y EXTRAPLOMADO[editar | editar código]

El hielo vertical y extraplomado de cascadas presenta especiales problemas y desafíos. Aunque los escaladores valientes, con la ayuda de las técnicas y los instrumentos modernos y la buena forma física, pueden ascender tramos verticales y echados hacia fuera, otros pueden necesitar recurrir a la escalada artificial. Los salientes fuertes, como los que se encuentran en los "séracs" de hielo y en las grietas en la cabeza de un glaciar sólo ceden con ayuda de las técnicas de escalada artificial.

En el hielo vertical, el cuerpo es incapaz de mantenerse en equilibrio sobre las puntas delanteras sin ayuda de los emplazamientos de brazos y manos. La técnica de pies es, o bien puntas delanteras, o la posición "tercer pie". La técnica de piolet doble que se utiliza es la de piolet - tracción. Sobre hielo vertical, los 2 piolets se clavan todo lo alto posible un poco de lado para proteger la cabeza del escalador de los trozos sueltos de hielo o de una herramienta suelta por accidente.

Desde atrás, el cuerpo del escalador se parece a una "X" situada contra la pared de hielo (Fig. 48), los pies están al mismo nivel, los talones un poco hacia abajo y los brazos rectos. Éstos tiran un poco hacia fuera de los instrumentos, para que los dientes del pico se mantengan en el hielo y aplican una presión interior sobre las puntas de los crampones. Los pies avanzan hacia las nuevas posiciones de nivel y luego se clavan de nuevo los piolets, uno tras otro, un poco más alto.

050 l.jpg

Técnica de puntas delanteras sobre hielo muy vertical. Izda. - posición del cuerpo en "X". Dcha. - ascendiendo

La suspensión de mono consiste en una serie para sobrepasar protuberancias de hielo o pequeños salientes. Partiendo de la posición del cuerpo en "X", los pies avanzados sobre el hielo, aunque sin levantar el cuerpo. El escalador suelta pero no quita un piolet y asciende hasta una posición erguida o casi erguida empujando éon los pies y con un movimiento continuo, quita y vuelve a clavar con suavidad en una posición más alta el piolet que había soltado previamente. Los músculos del brazo y de la mano están relajados y cuelgan del instrumento que ha vuelto a clavar. A continuación suelta el segundo piolet y lo clava más alto. El escalador se halla de nuevo en la posición "X" listo para repetir la serie.

051 l.jpg

Suspensión "Posición Mono - Hielo vertical o extraplomado. Método de estribos

Otra técnica para hielo vertical y extra plomado utiliza estribos atados a los piolets clavados. El escalador trepa por los estribos y gana altura clavando alternativamente los piolets. Un tercer martillo piolet se utiliza como punto de protección.

Cuando la pendiente es demasiado fuerte para ser superada con ayuda de las técnicas descritas anteriormente, el escalador recurre a la escalada artificial, exactamente del mismo modo que en la escalada artificial sobre roca, utilizando tornillos de hielo o clavijas de hielo en vez de clavos de roca. Aunque los tornillos de hielo puedan ser totalmente seguros en el momento de colocarlos, el peso del cuerpo crea una presión que funde el hielo alrededor del tornillo, posibilitando que éste sea arrancado de su emplazamiento. La rapidez con que este peligro pueda presentarse depende de la temperatura y del alcance de la radiación solar directa. Por ello, los escaladores que avanzan artificialmente sobre hielo no deben perder tiempo, sino que deben moverse continuamente de un emplazamiento a otro. Los tramos de escalada artificial sobre hielo suelen ser más cortos que sobre roca, de modo que se necesita menos material en total. El método con 2 estribos es más corriente que el método en el que se utilizan 4 estribos.

AVANCE LATERAL SOBRE HIELO EXTREMADAMENTE VERTICAL[editar | editar código]

Los principios del avance lateral son, en gran parte, los mismos que para el ascenso sobre hielo vertical, pero, a causa de que la dirección a seguir es lateral en lugar de vertical, resulta más difícil mantener un pie perpendicular a la pared mientras se vuelven a colocar las puntas delanteras del otro pie. Si el talón gira, las puntas delanteras girarán también y saldrán del hielo. Los instrumentos de mano tienen también tendencia a girar con más facilidad si la escalada es con proyección lateral.

Partiendo de una posición segura, con los pies en el mismo nivel y las puntas delanteras y ambos piolets clavados, el escalador coloca el piolet guía a un lado, a unos 45 grados del cuerpo y en posición más baja que cuando asciende. Si se coloca este piolet demasiado lejos hacia un lado, puede que el escalador oscile al intentar volver a clavar el otro piolet.

052 l.jpg

Avance lateral en pared de hielo

Una vez colocado el primer piolet puede arrastrarse sobre las puntas delanteras, o bien cruzar un pie delante del otro. La mayoría de los escaladores prefieren arrastrarse; es menos difícil y parece más seguro. A continuación mueve el segundo piolet hacia su cuerpo. Si el hielo es bueno, resulta a menudo posible clavar el piolet posterior en el emplazamiento del primero.

DESCENSO SOBRE CORTADOS DE HIELO[editar | editar código]

Aunque las técnicas de puntas delanteras y de doble piolet son generalmente las mismas para el descenso y para el ascenso, como en la roca, el descenso es más difícil que el ascenso. Resulta más difícil colocar las puntas delanteras mientras se desciende que mientras se asciende. Existe la tendencia de dar pasos demasiado bajos, lo cual hace que el talón se alce y las puntas delanteras no penetran ni salen de inmediato.

Asimismo resulta más difícil clavar el piolet, pues éste debe colocarse más cerca de la cabeza, lo cual significa que la oscilación debe efectuarse con el brazo doblado. La falta de visibíiidad (el cuerpo impide la visión de la ruta) es otro factor. Este problema puede mitigarse descendiendo en línea algo diagonal. Durante el descenso no se utiliza mucho la técnica de puntas delanteras, puesto que se puede bajar en rappel o elegir otro modo más fácil de bajar. Sin embargo, durante el ascenso el escalador puede decidir descender, descansar o intentar una línea diferente. La práctica en el descenso incrementará la confianza del escalador y su habilidad en las técnicas de puntas delanteras.

Piolets cortos para el hielo extremadamente escarpado

Se puede mezclar o combinar varios tipos de piolets cortos entre una gran selección disponible (Fig. 46); la elección depende de las preferencias, resistencia, habilidad y recursos monetarios del escalador y del tipo de escalada que se piensa seguir. Una parte de la diversión en la escalada sobre hielo es experimentar y aprender a utilizar los diferentes tipos de material.

La función principal del pico es penetrar en el hielo, aguantar los tirones del mango y a condición de soltarse con facilidad cuando su agarre ya no es necesario. Esta capacidad de agarre y aflojamiento del pico se ven determinadas tanto por su geometría como por sus dientes: por regla general, cuanto más fuerte sea la inclinación y cuanto más afilados y profundos sean los dientes, más resistente será el pico para mantenerse en su sitio; cuanto más suave sea el pico, más difícil será de quitar. Un piolet pesado corta y penetra mejor, en particular si el peso se concentra en I a cabeza. Lo afilado de los bordes cortantes del pico, de la pala y de la punta es crucial para escalar sobre hielo duro. Cuanto más afilado y fino sea el borde, mejor funcionará, aunque será también más vulnerable en los inevitables golpes a la roca. Dados estos parámetros, se puede esperar una cierta variación en el diseño.

Cada instrumento tiene sus fuerzas y limitaciones. Un escalador con una fuerza excepcional en los brazos y antebrazos y con un alto nivel de habilidad puede sacar partido del alcance adicional de 2 piolets de tamaño normal con picos inclinados. Estas herramientas tienen la ventaja de un alcance mayor que las herramientas más pequeñas, pero su longitud y peso las hacen más difíciles de colocar que otras más cortas. Por esta razón, la mayoría de los escaladores prefieren un piolet de tamaño normal, junto con uno más corto o bien 2 piolets más cortos.

El martillo piolet es un ejemplo de instrumento de hielo y roca con fines múltiples. El pico curvo de algunas marcas provisto de dientes se introduce bien en el hielo blando y moderadamente duro. Es ligero y fácil de manejar, pero puede ser difícil de recuperar. Las torsiones laterales pueden fracturar el pico.

Un juego de piolets cortos compuesto por uno con pala y otro con un martillo es una combinación versátil: la pala se utiliza para tallar y raspar el hielo, como para los peldaños y la posición de aseguramiento y el martillo se puede utilizar para colocar una protección.

Para las escaladas largas y difíciles, algunos escaladores recomiendan llevar un tercer utensilio para anclaje en puntos de aseguramiento o para colocar un seguro. Más importante nún es que evita que el escalador se encuentre con tan sólo un piolet utilizable, después de haber roto o perdido el otro. Algunos de los piolets cortos actuales están provistos de picos reemplazables. Un pico de repuesto es ligero en peso y no ocupa mucho sitio en la mochila. Dos fundas (o una funda doble) en el arnés de asiento hacen posible llevar uno o dos piolets cortos de modo conveniente y fácil cuando no se utilizan y permite cogerlos con facilidad cuando son necesarios. A la hora de elegir una funda para un piolet corto, compruebe si no ofrece dificultad para retirar la herramienta.

Licencia[editar | editar código]

El autor original de este artículo, Seeyou esp, encontró el libro del que han obtenido el texto y las imágenes en Internet hace unos 20 años. No se dispone de información sobre su autoría y licencia, y no ha sido posible encontrar el texto o las imágenes en Internet. Se permite su publicación en Wikineos con fines didácticos aunque eliminaremos este artículo con todas sus posibles modificaciones en caso de violación de copyright que puede ser comunicada a Wikineos. Por lo tanto, este contenido no está disponible bajo la licencia libre Creative Commons y únicamente puede ser usado en Wikineos o bajo su propia responsabilidad.

Véase también[editar | editar código]